Los recorridos ecológicos como herramienta de educación y toma de consciencia ambiental y ciudadana.

La educación ambiental en las instituciones educativas, salvo excepciones, no deja de ser un requisito formal y se realiza principalmente a través de Proyectos Ambientales Escolares (PRAES) y de ejercicios académicos del currículo. Es escaza las observación conjunta profesor-alumno del entorno ciudadano, adolece de análisis y reflexión sobre el estado de su entorno ambiental, no motiva al estudiante a buscar y aplicar soluciones prácticas y sencillas; no promueve en ellos la conciencia ciudadana como sujetos de deberes y derechos.

Mientras la educación continúe discurriendo sin interactuar con el entorno seguirá siendo una educación muerta, una escuela que no forma ciudadanos y que sumerge cada vez más a la sociedad en el caos, que al final pone en entredicho la propia supervivencia del ser humano como especie.

La utilización de escenarios de aprendizaje por fuera del aula de clase, bajo la forma de recorridos pedagógicos, constituye una herramienta fundamental de sensibilización y formación de una cultura ambiental y ciudadana.
Desde la escuela, es necesario y obligado formar ciudadanos activos, responsables, concientes, que asuman compromisos individuales y colectivos frente a la problemática ambiental, promuevan y participen proactivamente en la búsqueda e implementación de alternativas de solución a la crisis ambiental y de destrucción acelerada de los recursos naturales que viene afrontando el país y el mundo en general. Tal proceso es permanente e involucra a toda la sociedad y tiene como objetivo promover conciencia ambiental, conocimiento ecológico, actitudes y valores hacia el medio ambiente para tomar un compromiso de acciones y responsabilidades que tengan por fin el uso racional de los recursos y poder lograr así un desarrollo adecuado y sostenible.

El Recorrido ecológico como medio complementario de formación en cultura ambiental y ciudadana en niños y jóvenes es una estrategia de aprendizaje significativo, orientada a la construcción de ciudadanía, requisito sin equa non para lograr en primer lugar la supervivencia y el bienestar presente y futuro de cualquier sociedad.

Nuestro recorridos ecológicos tienen entonces como propósito que los estudiantes aprendan a identificar los diferentes componentes ambientales, comprendan su interacción o interdependencia, reconozcan los principales problemas y conflictos ambientales tanto a nivel rural como urbano, identifiquen y propongan alternativas de solución, asuman un compromiso individual y/o colectivo como divulgadores y constructores de conciencia ambiental. Para tal propósito, durante los recorridos se realizara la interpretación ambiental (identificación, descripción, importancia, interacciones, etc.) del lugar o sitios de interés visitados, incluyendo aspectos históricos, sociales, culturales, políticos, administrativos, etc. Tambien, se realizarán actividades lúdicas que faciliten la comprensión de lo observado y explicado, despierten la imaginación y creatividad en cuanto a soluciones posibles, motiven al compromiso ciudadano, etc.

Aprendizaje en contacto con la Naturaleza. Beneficios.

El Aprendizaje al aire libre en entornos naturales potencia el desarrollo de los niños:
- A Nivel físico: gracias a que fomenta el libre movimiento: subir una pequeña roca, escalar un árbol, pasear por un sendero...además reduce los problemas de obesidad infantil que tan frecuentemente aparecen a día de hoy.
- A Nivel psicológico: Un espacio abierto como es la Naturaleza siempre nos aporta más calma y reduce nuestra ansiedad y estrés. Nos aporta experiencias agradables y nos aleja de la vida cotidiana, como si nuestro cerebro y corazón al fin respiraran. La Naturaleza estimula todos los sentidos. En ella podemos encontrar una infinidad de formas, olores, texturas, colores, sabores y sonidos , pero sin ruídos estridentes, ni luces innecesarias, ya que estimula pero no sobreestimula. En la Naturaleza los niños se muestran más atentos, observadores y calmados. Y mejora los problemas derivados de los TDAH (Trastorno por déficit de atención e hiperactividad).
- A Nivel socioafectivo: El juego es el principal motor de desarrollo y aprendizaje en los niños, ya que constituye el principal medio de expresión y canal de interiorización de los aprendizajes. Cuando el Juego se produce en plena Naturaleza o al aire libre, sobre todo si éste se realiza de forma libre y espontánea, se alcanzan cotas muy elevadas de creatividad e imaginación. Niños más imaginativos y creativos son niños más felices, ya que pueden dejar volar y expandir sus mentes y desarrollar más y mejor sus propias capacidades y autonomía.
- A Nivel intelectual: La Naturaleza, como entorno cambiante favorece la curiosidad y la observación. Potencia la motivación hacia el aprendizaje y ayuda a adquirir conocimientos de forma activa en base a experiencias propias, no a raíz de simple adquisición de información de forma pasiva.

José Eduardo Pedraza
Teléfono y WhatsApp: +57 310 337 70 49 Mail: eduardo@caminandoando.org Bogotá, D.C., Colombia

María Eugenia Téllez
Teléfono y WhatsApp: +57 314 529 3661 Mail: mariae@caminandoando.org Bogotá, D.C., Colombia



Copyright © 2018 www.caminandoando.org